¡Bienvenidos a un nuevo año escolar!


La Escuela de Agronomía del Instituto Politécnico Loyola (IPL) ofrece una cordial bienvenida a todos sus estudiantes en este nuevo año escolar 2014-2015. Les recibimos con mucho agrado este lunes soleado, deseando que hayan tenido excelentes vacaciones. Saludamos de manera especial a los estudiantes de nuevo ingreso, esperando que en la Escuela de Agronomía puedan llenar y potenciar sus expectativas.

Nuestro compromiso es colaborar con su formación como profesionales proactivos y altamente capacitados para contribuir a la seguridad alimentaria y medioambiental, sustentados en el aprendizaje teórico-práctico, teniendo como enfoque el bienestar de la sociedad.Promovemos como valores: la honestidad, la responsabilidad, la puntualidad, la solidaridad, la creatividad, la excelencia y el respeto. En este proceso nos motiva una visión: que nuestros egresados sean profesionales competitivos y éticos capaces de generar soluciones prácticas, ingeniosas, justas y humanas para garantizar la seguridad alimentaria y medioambiental de las generaciones presentes y futuras.

Esperamos de nuestros estudiantes que nos acompañen a caminar juntos en esta misión, aportando su buena voluntad, su interés y curiosidad, su deseo de aprender para servir a la sociedad. Contamos con sus familias y con los buenos principios que han sembrado en sus hijos. 

Nuestra escuela tiene un equipo de docentes muy calificados, dispuestos a compartir sus experiencias día a día con los estudiantes y a ser retados en la búsqueda de nuevas maneras de hacer las cosas. Es su tarea, pues, aprovechar esta oportunidad para fortalecer los conocimientos en sus áreas de mayor interés. La agronomía es amplia y tiene muchos ámbitos para la innovación, el desarrollo de la creatividad y el aprendizaje.

Estamos a su orden para servirles en su proceso de aprendizaje y también para aprender de ustedes cada día. Esperamos que su experiencia en este año escolar sea muy satisfactoria.


Cristino Alberto Gómez
Coordinador de Agronomía 
Tel. 8O9-528-4OlO, ext. 3O6O
Correo-e: cgomez(at)ipl.edu.do


Egresado de IPL imparte charla sobre Genómica

El miércoles 18 de junio, el máster Luis B. Gómez Luciano, estudiante de doctorado en la Academia Sinica, Taiwán, compartió con estudiantes y profesores de la Escuela de Agronomía del Instituto Politécnico Loyola (IPL) una interesante charla sobre la Genómica Aplicada al Desarrollo de Cultivos Sanos.

Luis B. Gómez Luciano, egresado de la Escuela de Agronomía del IPL en el año 2004 y la Universidad Católica Tecnológica del Cibao (UCATECI) en el 2010, tiene maestría en Biotecnología Vegetal de la National Pintung University of Science and Technology (NPUST), en Taiwan y actualmente lleva dos años del programa de doctorado en Biología Molecular de la Academia Sinica en el mismo país.

Durante la charla, Gómez Luciano habló sobre los avances en el estudio de la evolución molecular, así como su importancia para la agricultura. Luego explicó el proyecto de investigación que está desarrollando para comprender la evolución del patógeno Pyricularia, un hongo versátil causante de enfermedades en arroz y otros cultivos, a manera de mejorar el abordaje de su manejo y control.

Al final de su ponencia, Gómez Luciano motivó a los estudiantes a realizar investigaciones con calidad y publicar sus trabajos para fortalecer la base de conocimientos en el área, y para que sean conocidos y tomados en cuenta en el desarrollo de nuevas tecnologías. Del mismo modo, conversó con los participantes sobre los programas y beca de estudios en Taiwán y la calidad educativa en las universidades taiwanesas.

El evento tuvo la participación alrededor de cincuenta personas, incluyendo prin
cipalmente profesores y estudiantes del Bachillerato Técnico en Agronomía e Ingeniería Agroempresarial, fue realizado en el Salón Audiovisuales II del IPL. El mismo es parte de los esfuerzos que hacen en conjunto ambos departamentos, para ofrecer a sus estudiantes una educación actualizada que les permita contar con herramientas efectivas a la hora de abordar los retos y desafíos del sector agropecuario y medioambiental, así como facilitar la participación de los egresados exitosos en el proceso formativo.

Vacante: Administrador Finca Experimental

La Escuela de Agronomía del Instituto Politécnico Loyola y la Finca Experimental "André M. Vloebergh" solicitan los servicios de:



Administrador de la Finca Experimental


Responsabilidades principales:

El (la) Administrador (a) de la Finca Experimental es responsable de supervisar la gestión del trabajo de la finca experimental, en coordinación con los docentes de agronomía.


De manera específica, sus funciones incluyen:

  1. Velar por el correcto funcionamiento de la finca experimental, como laboratorio de prácticas del área de agronomía.
  2. Coordinar, gestionar, optimizar y rentabilizar la contratación de servicios para la finca.
  3.  Mantener registros de los diferentes consumos en la finca, abonos, semillas, etc
  4.  Mantener un inventario detallado de los materiales e insumos utilizados para las prácticas en la finca.    
  5.  Programar la asignación de labores semanales de los diferentes técnicos de la finca experimental.
  6.  Revisar la asignación de labores, la programación de trabajos especiales y cualquier eventualidad que pudiera presentarse.
  7.  Mantener control de los trabajos en ejecución, y la programación de trabajos y prácticas en la finca.
  8.  Junto a la unidad de servicios generales, preparar una programación de los mantenimientos de equipos, para control y eficiencia en la utilización de los mismos.
  9.  Elaborar informes mensuales reportando los trabajos realizados, así como los resultados/logros del mes.
  10.  Asesorar, orientar y entrenar a los miembros de su equipo, involucrándose en el trabajo de los mismos, a fin de que las responsabilidades asignadas se cumplan eficientemente.
  11. Participar en las actividades de formación permanente, a nivel espiritual, pedagógico, etc., siempre que su horario de trabajo se lo permita.
  12. Evaluar con los profesores del área de agronomía el desarrollo del año escolar, sus objetivos y actividades, con énfasis en las actividades prácticas.


Calificaciones:

Formación Básica requerida: Ingeniero Agrónomo.  
Habilidades Técnicas y Especiales:
a.      Conocimientos en el área didáctica, pedagogía, cultura general
b.      Manejo de Microsoft Word, Excel y Power Point.
c.      Alto grado de organización.
d.     Gran capacidad de interacción personal.
e.     Capacidad de supervisión y coordinación de personal.
f.      Conocimientos de Pedagogía y de Administración de Fincas.


Experiencia previa: Al menos dos años en posiciones similares (preferible). 


Procedimiento para concursar:
Las personas interesadas deben enviar un correo electrónico con su Curriculum vitae a más tardar el viernes 27 de junio de 2014.

Contactar:
Cristino Alberto Gómez
Coordinador de Agronomía
Instituto Politécnico Loyola (IPL)
San Cristóbal, República Dominicana
Tel. 809-528-4010, ext. 3060
Correo-e: cgomez@ipl.edu.do

Notas adicionales:
- Se llamará a entrevista sólo a los/las candidatos/as pre-seleccionados/as.
- Se motiva la aplicación de personas de ambos géneros.

Invitación a charla


La Escuela de Agronomía del IPL te invita a la charla:

"Genómica Integrada al Desarrollo de Cultivos Sanos"

Luis B. Gómez Luciano, M.Sc.*
Doctorando en Biología Molecular
Academia Sínica, Taiwán.

Miércoles 18 de junio del 2014
2:00 PM
Salón de Audiovisuales II

Instituto Politécnico Loyola

___________________________________________________________
*El expositor es egresado de la Escuela de Agronomía, donde obtuvo el título de Tecnólogo Agrónomo (2004). Tiene maestría en Biotecnología Vegetal de la National Pintung University of Science and Technology (NPUST), Taiwán.

Vacante: Técnico en Manejo de Cultivos

La Escuela de Agronomía del Instituto Politécnico Loyola y la Finca Experimental "André M. Vloebergh" solicitan los servicios de:



Técnico en Manejo de Cultivos


Responsabilidades principales:

El/la técnico en manejo de cultivos es responsable del seguimiento diario al manejo de cultivos, técnicas de injertos y trabajos similares de la finca experimental. 

De manera específica, sus funciones incluyen:
  1. Ejecutar los trabajos de manejo de cultivos en la finca experimental.
  2. Ejecutar el programa de trabajo de cultivos, fumigaciones, y relacionados en la finca experimental.  
  3. Mantener registros de los consumos de semillas, plantitas, insumos de fumigación, etc.  
  4. Mantener un inventario detallado de los materiales e insumos utilizados para las prácticas de manejo de cultivos en la finca.    
  5. Ejecutar la asignación de labores semanales asignadas por su supervisor inmediato.
  6. Acompañar a los alumnos en la ejecución de las prácticas correspondientes.
  7. Elaborar informes mensuales reportando los trabajos realizados, así como los resultados/logros del mes.
  8. Participar en las actividades de formación permanente, a nivel espiritual, pedagógico, etc., siempre que su horario de trabajo se lo permita.
  9. Asegurar la limpieza de su área de trabajo y la puntualidad en la entrega de sus asignaciones.
  10. Solicitar anticipadamente, todos aquellos implementos y materiales de trabajo que serán necesarios para desarrollar sus labores.
  11. Mantener en condiciones óptimas de uso, aquellos materiales y herramientas de trabajo que le han proporcionado para cumplir con sus funciones.
  12. Otras responsabilidades compatibles con la naturaleza del puesto.

Calificaciones:
- Técnico o tecnólogo en agronomía o producción de cultivos
- Habilidades de docencia
- Alto grado de organización
- Excelentes habilidades interpersonales
- Experiencia de al menos un año en posiciones similares (preferible)
- Conocimiento de manejo de invernaderos
- Manejo de Microsoft Office (Word, Excel, Power Point)

Procedimiento para concursar:
Las personas interesadas deben enviar un correo electrónico con su Curriculum vitae a más tardar el viernes 21 de febrero de 2014.

Contactar:
Cristino Alberto Gómez
Coordinador de Agronomía
Instituto Politécnico Loyola (IPL)
Tel. 809-528-4010, ext. 3060
Correo-e: cgomez@ipl.edu.do

Notas adicionales:
- Se llamará a entrevista sólo a los/las candidatos/as pre-seleccionados/as.
- Se motiva la aplicación de personas de ambos géneros.

Vacante: Profesor de Estadística y Genética


Escuela de Agronomía del Instituto Politécnico Loyola

Requiere los servicios de:

Profesor (a) de Estadística y Genética


Responsabilidades principales:
- Planificar y facilitar las asignaturas de Estadística y Genética para estudiantes de Bachillerato Técnico en Agronomía.
- Promover el aprendizaje el marco de la Pedagogía Ignaciana y la metodología de Educación Basada en Competencias.
- Participar en actividades profesionales y de investigación con otros (as) docentes y estudiantes del área de Agronomía.
- Mantenerse actualizado (a) y procurar el uso de las tecnologías de la información y la comunicación como parte de sus estrategias pedagógicas.
- Mostrar una conducta ética y moral acorde con su condición de maestro (a).


Calificaciones:
- Título de grado o postgrado en Ingeniería Agronómica, Estadísticas, Genética, Biotecnología o áreas afines.
 - Experiencia en educación.
- Conocimiento y experiencia en mejoramiento genético (deseable).
- Manejo de Ofimática 
- Manejo de Software de Estadísticas (SPSS, SAS, Infostat o Stata).


Procedimiento para concursar:
Las personas interesadas deben enviar un correo electrónico con su Curriculum vitae a más tardar el miércoles 11 de diciembre de 2013.

Contactar:
Cristino Alberto Gómez
Coordinador de Agronomía
Instituto Politécnico Loyola (IPL)
Tel. 809-528-4010, ext. 3060
Correo-e: cgomez@ipl.edu.do 

Factores edáficos

Continuación de la unidad "Factores Ecológicos"

El suelo es un componente esencial en los agroecosistemas. A pesar de que el suelo existe en los diversos territorios, su composición química y física varían incluso dentro de pequeñas áreas, por lo cual es importante conocerlo para garantizar un manejo apropiado al planificar y establecer cultivos agrícolas.
Entre los principales factores edáficos importantes para la agricultura se pueden mencionar:

Profundidad
El suelo tiene varios horizontes, siendo el superior (horizonte A) donde existe mayor actividad y de donde se pierden más partículas por efecto del agua, tanto a través de la escorrentía como de la lixiviación. Este último proceso traslada las partículas hacia el horizonte B, donde se acumulan materiales diversos dependiendo del tipo de suelo. En el horizonte C/R  se encuentra la roca madre. El horizonte de mayor importancia para la agricultura es el A, por ser donde concentran mayor cantidad de raíces los cultivos y por la actividad biológica que existe en el mismo. Este horizonte es frágil ante la erosión, las quemas y el manejo incorrecto. En la actividad agrícola se debe conocer la profundidad del suelo para programar apropiadamente la siembra de cultivos cuyos sistemas radiculares puedan desarrollarse completamente en el espacio disponible del suelo.

Textura
La textura es la distribución relativa de tres tipos de partículas en el suelo según su tamaño: arena, limo y arcilla. La clasificación textural del suelo se realiza de acuerdo con la partícula predominante. Si la distribución es balanceada, se dice que el suelo es franco.
La textura guarda relación con la facilidad para preparar el terreno, la erodabilidad del suelo, la germinación de las semillas, el desarrollo de las raíces, la capacidad de retención de nutrientes y agua y la aireación del suelo.

Estructura
La estructura se refiere al arreglo de los agregados de partículas en el suelo. Guarda relación con la textura, sobre todo con el contenido de arcilla, así como con la presencia de materia orgánica. Tiene incidencia sobre la aireación y la retención de agua. La estructura puede ser mejorada a partir de la adhesión de materia orgánica.

Color del suelo
El color es determinado por el contenido de materia orgánica y las propiedades químicas del suelo. Los suelos con mucha materia orgánica normalmente son oscuros, mientras que los rojos y amarillos se relacionan con la presencia de hierro, buena aireación y drenaje interno. Suelos grises y azulados suelen ser poco aireados y susceptibles al encharcamiento.

Potencial de hidrógeno
El potencial de hidrógeno (pH) mide la acidez o alcalinidad del suelo, en relación con la presencia del catión hidrógeno (H+) o el anión hidroxilo (OH-). Influye en la disponibilidad de elementos esenciales para las plantas. En pH bajo puede haber toxicidad por aluminio y manganeso, mientras que en pH alto el sodio puede ser tóxico para las plantas. El pH se mide en una escala de 0 a 14, siendo más ácidos los suelos a medida que se acercan de 7 a 0 y más alcalinos cuando tienden de 7 a 14. Son neutros los que tienen un pH de 7.

Otros factores del suelo importantes para las plantas son: la capacidad de intercambio catiónico, la conductividad eléctrica, el contenido de materia orgánica y la pedregosidad.


Factores Ecológicos

(Notas para el Módulo de Factores Ambientales, IPL)
En unidades anteriores hemos aprendido que el ecosistema tiene diversos componentes, algunos vivientes y otros no vivientes. A los primeros hemos llamado factores bióticos y a los segundos factores abióticos.
En las áreas de producción agrícola se trabaja con ecosistemas modificados por el ser humano desde una perspectiva productiva que debe considerar la importancia del medio natural para la sostenibilidad de sus actividades y otras que dependan de los recursos naturales y la calidad ambiental en dicho medio.
En esta unidad sobre “factores ecológicos” visualizaremos las principales relaciones que existen entre los cultivos agrícolas y los principales factores bióticos y abióticos que inciden sobre su desarrollo y sobre la producción de servicios de abastecimiento aprovechables por el ser humano a partir de la cosecha.


I.                  Factores Climáticos
Se conoce como clima el estado promedio de las condiciones atmosféricas en un lugar determinado. Comprende una serie de fenómenos como la humedad del aire, las lluvias, la temperatura, la radiación solar y otros factores, los cuales inciden significativamente en el desarrollo de los cultivos agrícolas.
Entre los principales elementos del clima importantes para la producción agrícola se encuentran:

Temperatura
Es la medición en grados de la cantidad de energía calórica acumulada en el aire. La temperatura influye sobre la fotosíntesis, la respiración, la transpiración, así como en absorción de agua y nutrientes por la planta. De tal manera, tiene consecuencias perceptibles sobre el crecimiento y la producción. 
Las plantas cultivadas tiene un rango de temperatura óptima para producir en la cantidad y calidad apropiadas, a los niveles de eficiencia necesarios para que la actividad sea viable. A pesar de ello, generalmente tienen un nivel mayor o menor de tolerancia a temperaturas extremas dependiendo de la especies y de la gradualidad en los cambios.

Por otra parte, la temperatura es importante para la conservación de los productos cosechados, los cuales generalmente deben mantenerse en frío. En nuestro país todavía existe poco control en la cadena de frío de los productos, lo que se reporta en pérdidas post-cosecha frecuentemente mayores que las registradas en la fase productiva.
Finalmente, en climas cálidos los pastos suelen ser de menor calidad debido a una mayor producción de fibras que afecta la digestibilidad, dificultando su consumo por los animales, que tienden a ser menos productivos que en climas frescos.


Precipitación
La precipitación es el agua que desciende sobre la superficie de la tierra en forma líquida o sólida. En el caso de los climas tropicales como el de nuestro país, generalmente las precipitaciones son en forma líquida, a través de las lluvias. La distribución de las lluvias y la cantidad que cae difieren entre regiones, facilitando que crezcan y se adapten diferentes tipos de vegetación. La precipitación se mide en milímetros de lluvia (mm), equivalente a un litro (1 lt) de agua caída en una superficie de un metro cuadrado (1 m2). Si esto lo llevamos a la escala de una hectárea, determinamos que cada mm de lluvia representa 10,000 lts de agua por hectárea.

Existen cultivos más apropiados para climas húmedos y otros que prefieren los secos, si bien estos últimos generalmente han mostrado mayores rendimientos cuando se les agrega cierta cantidad de agua. En este sentido es importante considerar que los niveles productivos esperados de cualquier especie en los agroecosistemas suelen ser mayores que los que originalmente presentan en sus hábitats naturales.

Por otra parte, unas especies son más o menos resistentes que otras a condiciones de sequía. Si existe poca disponibilidad de agua, la profundidad y extensión del sistema radicular determinará la capacidad de las plantas para sobrevivir dada su posibilidad de obtener agua de niveles profundos del suelo. De tal manera, un árbol de aguacate o de zapote estará más propenso a resistir la sequía que una planta de ají o bien de habichuela.

No solamente las características botánicas de una planta y la precipitación de la zona donde se encuentra determinan la cantidad de agua disponible para ella. Una gran parte del agua que cae puede evaporarse, perderse por escorrentía o descender a estratos inferiores del suelo por percolación sin que la planta tenga posibilidad de aprovecharla. Asimismo, dependiendo de la existencia de fuentes alternativas de agua se pueden instalar sistemas de provisión de agua para los agroecosistemas donde el agua sea insuficiente para los cultivos, sea todo el año o bien durante la estación seca. Las condiciones del suelo vinculadas sobre todo a sus características físicas también pueden ser limitantes, como se detallará en los próximos capítulos.

Luz solar
La  intensidad y la duración de la luz solar en el día es importante para la producción agrícola debido a que las funciones vitales en las plantas dependen de la fotosíntesis. En las zonas tropicales como la República Dominicana, donde el fotoperíodo dura en promedio 12 horas por día y la insolación entre 6 y 7 horas, las plantas tienden a contar con las condiciones de luminosidad óptima para un rápido y apropiado desarrollo, si bien las exigencias en este sentido varían de una especie a otra.


Humedad del aire

La humedad es la cantidad de vapor de agua presente en la atmósfera y tiene diversos efectos sobre las plantas. Por un lado, este factor guarda relación con la pérdida de agua por la planta y el suelo, que será mayor a medida que la humedad del aire sea menor. Por otro lado, las condiciones de alta humedad favorecen la aparición y el desarrollo de enfermedades.

En el manejo poscosecha, la humedad influye sobre la conservación de los productos, incluyendo las semillas, que pierden su poder germinativo si se almacenan en lugares húmedos. 

Estudiar agronomía en la República Dominicana

Este año dos mil trece, el Día del Agrónomo encontró en la República Dominicana un país lleno de esperanzas para el sector agropecuario y medioambiental. Luego de un período poco promisorio que provocó el cierre de algunas escuelas de agronomía y el desinterés por la carrera (debido entre otras causas a la baja remuneración y el poco incentivo a las actividades del área), la profesión de los gestores del campo muestra un nuevo realce que se evidencia en un mayor número de estudiantes en las escuelas agrícolas y un mayor interés de los jóvenes en elegir esta carrera y continuarla hacia estudios superiores.
La Escuela de Agronomía del Instituto Politécnico Loyola (IPL), que el sábado 26 del presente mes de octubre graduará 25 nuevos profesionales, ha llegado este año a la mayor matrícula del Bachillerato Técnico en Producción Agrícola en toda su historia, alcanzando un total de 124 estudiantes al inicio del primer semestre del año escolar 2013-2014. Ofrecerles una formación de calidad ha representado un reto que el personal académico del área ha asumido con mucha satisfacción y compromiso, convencidos del rol que desempeña la educación en el desarrollo de una sociedad.
La actual administración del Estado ha expresado su interés en promover la producción nacional y para ello ha tomado algunas medidas importantes. La apertura del Programa de Formación de Recursos Humanos para el Relevo Generacional en el Sistema de Investigación  Agropecuaria y Forestal, que facilita estudios de pregrado en el país y de postgrado en el extranjero para la posterior inserción de los profesionales a dicho sistema; los programas de becas para estudiar en la Universidad ISA y en la UASD; la nueva relación con las organizaciones de productores en las diferentes regiones del país y el aviso de aumento salarial para el próximo año son esfuerzos que pueden reconocerse en favor del sector agropecuario, sobre todo al analizar el aparente divorcio que con el mismo han tenido los últimos gobiernos.
A pesar de estas medidas, en el sector existen aún muchos desafíos y retos por enfrentar y superar. Las tecnologías de producción están todavía lejos de ser desarrolladas a partir de las condiciones locales y con un enfoque basado en la eficiencia (económica y ecológica). La cadena de valor agroalimentaria tiene muchas deficiencias, tanto en el eslabón productivo como en los de procesamiento y distribución hasta la llegada de los productos a manos del consumidor final. La agricultura dominicana ha crecido bajo modelos que distan de considerar su relación con el entorno natural desde un enfoque sistémico. Una población creciente no sólo ha sustituido en procesos de urbanización gran parte de los terrenos de vocación agrícola, sino que también ha aumentado significativamente la demanda agregada de los productos agroalimentarios y sus derivados. Las facilidades del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos y Centroamérica usualmente permiten el ingreso de productos a bajo precio que bien podrían ser generados en el país con esfuerzos por mejorar la eficiencia aprovechando ventajas comparativas. La calidad de los suelos se ha reducido debido a la sobreexplotación y la erosión ha disminuido al mínimo la capa fértil en los suelos agrícolas, sobre todo en las zonas de ladera. Los efectos del cambio climático como consecuencia de las actividades humanas se reflejan en la desertificación de los suelos, aumento de las temperaturas y variación de los regímenes de lluvia que tienen efectos directos sobre la producción agropecuaria. Mientras tanto, una generación de agrónomos, activa en otros tiempos, se encuentra ocupando de manera pasiva las mismas posiciones a espera de ser auxiliada por planes de pensión y sustituida por sangre nueva colmada de sueños y energía. 
Hacer frente a esta situación requiere de mucha voluntad por parte de los tomadores de decisiones a escala nacional y de una nueva generación de profesionales conscientes de las principales necesidades del sector, con la amplia mentalidad innovadora de generar los cambios requeridos para un repunte de la agricultura nacional. En estas transformaciones, los nuevos agrónomos tendrán muchas oportunidades para actuar gestionando de manera activa la viabilidad, sostenibilidad y competitividad del sector agropecuario y medioambiental. Es un esfuerzo que vale la pena por parte de aquellos profesionales que directa o indirectamente benefician a la población al menos tres veces al día.

Cristino Alberto Gómez
13 de octubre del 2013

Prácticas para reducir la contaminación

Como puede comprenderse a partir de lo estudiado previamente, la contaminación es debida fundamentalmente a las actividades inapropiadas del ser humano. Saberlo y entender las consecuencias de la contaminación reta a las personas conscientes a tomar medidas que permitan reducir al mínimo la contaminación del ambiente. En este deseo por realizar el trabajo que vale la pena, lo esencial es identificar en el medio en el cual nos desempeñamos y en las actividades que desarrollamos día a día aquellos cambios que podemos efectuar para poner nuestra parte.

A continuación se plantean algunas posibles medidas que en diferentes espacios pueden contribuir con la reducción de la contaminación ambiental.
En el hogar
-          Aprender a comprar y a rechazar. Si se compra sólo lo necesario, es menos probable que se termine desechando los productos. Es recomendable hacer una lista de los artículos que se van a comprar antes de llegar al establecimiento comercial y luego ajustarse a la misma. Esto puede evitar que la persona compre por impulso y luego se enfrente a la disonancia cognoscitiva por haber adquirido algo que no necesitaba.
En algunos supermercados los empacadores suelen agregar cantidades impresionantes de plástico al introducir los productos en más fundas de las necesarias. Si usted lleva una funda de tela o se asegura que sólo se usen las fundas necesarias, contribuirá a reducir los desechos plásticos.
-          Reducir el consumo de agua embotellada. En la República Dominicana existe un gran problema en cuanto a la calidad del agua de tubería y esto provoca que el agua de tomar casi siempre deba ser comprada. Tomando en cuenta que los botellones que se usan en las casas son reutilizados, si se lleva un envase con agua para tomar a los lugares de trabajo, estudio, etc., se puede evitar comprar botellas que luego terminan en los botaderos de basura.
-          Preferir, cuando sea posible, productos empacados en papel o cartón a aquellos empacados en plástico.
-          Pensar si un artículo tiene alguna otra utilidad antes de echarlo a la basura.
-          Separar los desechos. Los residuos orgánicos pueden ser utilizados para hacer abono útil a las plantas del jardín o del huerto. Las botellas de vidrio ser reutilizadas y existen muchos compradores que pasan recogiéndolas por las zonas urbanas. Las botellas de plástico pueden venderse a empresas que las reciclan. Los desechos metálicos también pueden ser vendidos para su reciclaje.
-          Depositar la basura solamente en los lugares destinados para esto, evitando tirarla en las calles o los parques.
-          Evitar la quema de la basura, que contamina la atmósfera perjudicando al ser humano y otros organismos.

En los centros educativos
-          Separar los residuos de acuerdo con su tipo y posibles destinos, buscando reutilizar o reciclar la mayor parte.
-          Usar las hojas por los dos lados y aprovecharlas al máximo para no desperdiciar papel.
-          Comprar solamente los útiles que sean necesarios, usando para borradores los cuadernos viejos.
-          Llevar comida de la casa para consumir alimentos más sanos a la vez que se genera menos basura.
-          Conformar clubes para concienciar a toda la comunidad educativa sobre los problemas del manejo de los desechos y posibles soluciones.

En las actividades de producción
-          Reducir el uso de fertilizantes químicos y en vez de ellos usar abonos orgánicos.
-          Procurar el control natural o biológico de plagas en lugar de usar plaguicidas sintéticos.
-          Evitar la basura en el lugar de trabajo.
-          Controlar la acumulación de desechos generados por el ganado y mantener limpias las áreas de corral y establos.
-          Manejar apropiadamente el agua para riego y evitar el uso de aguas negras para estos fines.
-          Instalar plantas de tratamiento para los desechos sólidos y las aguas residuales en las industrias.
-          Clasificar los residuos procurando reciclar la mayor parte de ellos.
-          Reutilizar los materiales de oficina y controlar el uso y desperdicio de papel y otros suministros.
-          Recibir materiales de reciclaje que les puedan ser de utilidad.
-          Promover campañas de concienciación y capacitación del personal para el manejo apropiado de los residuos.
En la vida cívica
-          Depositar siempre la basura en los zafacones, lugares apropiados para ello; nunca en la calle ni en otros espacios públicos.
-          Contribuir a la reducción del consumismo, distinguiendo los bienes necesarios de aquellos de lujo.
-          Reducir, reutilizar o reciclar los desechos siempre que sea posible.
-          Educar a la familia para establecer una relación armoniosa con el medio ambiente y los recursos naturales.
-          Procurar que las demás personas también mantengan una apropiada relación con la naturaleza.
-          Participar de manera activa en los programas y grupos orientados a conservar el medio ambiente.

-          Evitar la quema de basura, gomas o plásticos, y el uso de fuegos artificiales.